6 sept. 2011

VIVO AUN

YA NO ME QUEDA pan en las faltriqueras, agua en las lagunas ni el susurro de las aves en el monte; ya no me quedan mas ilusiones para repartir ni saludos de las estrellas al anochecer, nada me queda... Me arrodillo sobre el tronco de un arbol caido, tan viejo como yo y me sonrie con sus dientes desgastados por las lluvias y su corteza arrugada como la mia: amigos somos, solos estamos. Entonces pienso en ti. Ah, cielos! Fantasmas de placeres, aroma de rosales, caricias de mujer. Vivo aun!

No hay comentarios:

Publicar un comentario