31 oct. 2012

Quisiera poder decir las cosas de manera que algunas personas de buena fue que me leen me entendieran mejor. En esta página yo no hablo de política, mi propia disciplina, la que predico, es la que practico; cada loco con su tema, pero como es totalmente imposible separar la cascara del trigo sin que queden polvos en las manos; tengo que usar todas las herramientas a mi alcance para hacerme oír de ...
quien quiera o pueda hacerlo. Yo soy un eterno amante de, y luchador por la libertad, la justicia y la democracia pura, aqui, allá y en el otro lado. Yo no tengo ni jamás acepto tener compromiso alguno con partidos o grupos, mi único compromiso es con mis propios ideales; la realidad, la verdad, la pureza de sentimientos, la limpieza de conducta es mi amistad más allegada, lo demás va y viene de acuerdo a las circunstancias. Asi, muchos hombres de buena fe y sentimientos altamente nobles me invitan a sus grupos, lo que me llena de orgullo y satisfacción, pero al mismo tiempo alguna veces me veo en las más serias y dolorosas dificultades que me imponen, de una lado la cortesía y del otro la razón.
Yo no puedo darme el lujo de juntar mi nombre a una causa, a un nombre, a una idea que contravenga mis propios sentimientos y mis ideales, de modo que veces me veo en la disyuntiva de unirme por cortesia y agradecimiento a un grupo que me hace el honor, o de ser leal a mis sentimientos y no aceptar la invitación.

En los últimos dias esto se me ha acrecentado; individuos que predican sus opiniones contrarias a la tirania, y se permiten el lujo de cargar en su lista de amistades fotos y miembros pregoneros del comunismo o páginas del propio partido comunista de Cuba, so pretecto de respetar la libre expresion precisamente del tirano a quien combatimos por negarle ese derecho a nuestro pueblo.
Yo no se como llamar eso; pero si sé que allí donde un enemigo posa su planta, no cabemos los dos.
POR ESA RAZON AGRADECERIA QUE ANTES DE INCLUIRME EN OTRO GRUPO, SI EL QUE PRETENDE INVITARME,SIENTE EL MÁS MINIMO RESPETO POR MIS OPINIONES, QUE SI HA DE CARGAR CON EL FARDO DEL ENEMIGO, NO SE MOLESTE EN INVITARME
Y ASI LOS DOS NOS EVITEMOS UNA DESCORTESIA DE MI PARTE.

29 oct. 2012




ALBERGUÉ EN MI PECHO EL RECUERDO DE UN CAMINO.

Era de esos que uno encuentra en las distancias ajenas a su cuna, cuando por los senderos de la vida se aleja camino del horizonte andando en línea recta sin saber que la distancia más corta entre dos puntos es un arco, no una línea recta…y un poquito por eso aprendí.   Después de atravesar lagos, valles y montañas al otro lado del río me senté a descansar. Tomé una fruta que al azar cerca de mi cayó y en el deleite su dulzura refresqué mi sed. No se si dormí unas horas o días y mes, solo sé que soñando pasé allí el tiempo que reloj jamás marcó. Caminé despacio y miré a las distancias sin mucho pensar…..

El sol me decía que ya iba en descenso hacia las tierras del oeste, pero hacia el norte giraba yo.  Qué podía hacer sin brújula programada el norte frio se me antojó, y seguí la huella de algún fantasma disfrazado de oveja o de un sinsonte sin plumas ni fe, aunque los sinsontes apenas marcan las huellas así como el suelo me quiere guiar, pero uno cantaba burlonamente en las cercanías y se me antojó pensar en el. 

Al cruzar el río miles de peces muy coloridos me saludaban con sus colitas danzando leves el baile eterno de la flotación.  Yo nunca supe si eran seres del cielo o espíritus ciegos, pero los que al otro lado del río esperaban para cruzar calzaban botas de rojo y ocre, como los barros del fondo cierto que había en su lado, y las botas me atraían los ojos porque con ellas pronto esperaba verlos hundirse, pero los vi flotar. Nada dije, miro y aprendo, y eché a caminar. Allá a lo lejos se ve una sonrisa, camino a prisa, mis ojos viejos hoy, eran muy chicos, y no se si soy, aquel de entonces  o uno más listo, pero al querer recordar  hasta me da risa, limpié mis ojos con mi camisa  y casi me topo con una liebre que entre los yerbajos se me desliza y al elevar de nuevo la mirada, el mundo es llano, ya no hay sonrisa….Ya no hay sonrisa…

…Hoy yo recuerdo  de aquel camino, las azucenas que por doquier perfumaban las orillas del silencio y los pajaritos me llamaban la atención, pero mis ojos cargados de ausencias quizás, de otros mundos, de otra razones; o tal vez de un vida anterior que me ha llevado al recuerdo como corderito para que repare viejos recuerdos y los reponga al cuadro mismo que las distancias me hacen pintar dentro del pecho que se me inflama cuando me asaltan voces lejanas que pujan por mis plegarias… esas plegarias que un día cantaban los viejos cirios en el altar con sus llamitas que vuela y danzan, caliente llaman los corazones al altar.

No se si divago despierto o estoy soñando en medio de la noche larga de mil silencios, o la tarde rica bajo las ramas después del vendaval. No se. Nada se. Si acaso por mis ojos desfilaran en silencio las palmeras y las lluvias, los luceros que un día yo busqué, y si en el espejo de mis recuerdos me asaltan las memorias del ayer; solo sé que esta tarde, de mi lira brota una canción de la canción los recuerdos y de los recuerdos una vieja ilusión que renace, o de nuevo nace porque tal vez ya estoy muerto.


4 oct. 2012

Corazon de Sol



No, no habrá más sol en mis noches, ni lunas de mediodía

 las mareas cesarán de correr para reír

 y la brisa fresca sacudirá las palmas hasta verlas sonreír;

es la época sin dientes

 que el anciano profeta de las nieblas al humano le anunció....

 Si lo ves todo cambiado recuerda lo que fue ayer,

 porque después solo en la memoria serás hombre,

 agua en la lluvia serás como gota en el barril,

o nevada copa en silencio perdido no se yo como.

No se donde esconder mis cuitas si tú todas me las sabes,

 grandes, medias y chiquitas

las ansias se me confunden

 mientras en el mar se hunden

 las esperanzas del cielo;

naves que nadan y aves que emprenden vuelos

 todo se me hace rollo de entendimiento sin son...

canciones, rocas, razón..

.¿Qué le preguntan al cielo,

 los que van de ya final entrando en el cementerio?

 Nada, me abruman las horas y se me escapa la razón

 este dolor me devora y yo me arranco el corazón


3 oct. 2012

EL NAUFRAGO



NAUFRAGIO

Por Gilberto Rodriguez

 Las redondas olas sin crestas que recorren a ritmo de vals lento las extensiones del mar en verano arribaban a mis playas rodando juguetonas con las blancas y multicolores ostras que sonrientes las esperaban cual danzarinas sin alas a sus zapatillas mágicas, para jugar.  Sueños del amanecer que las auroras trajeron un día y que aún son conservados por las gaviotas del norte en sus plumajes de sal… La brisa sopla mortecina apenas moviendo las nubes y por las arenas de la isla una palmera se luce cual poema guardado en la tinta de una nueva pluma….Hay silencio. La vida de la islita es solitaria; los peces multicolores recorren en bandadas los corales en busca de refugio y de alimento, y las aves que desde arriba ven a los peces sin que estos las detecten, bien los cazan. Cristalina es el agua cercana y verde a la distancia, allá por donde se alejan los veleros cuando van por las rutas del pirata y la comba azul de cielo toca el agua sin mojarse… El sol se acerca al medio día y calienta un tanto la arenas de la isla, dándoles a las iguanas la idea de que se han mudado al Sahara. Me despierto al oír una tonada, yo que dormía tranquilamente sin saber si aún vivía o ya estaba muerto, flotando en mi destartalada chalupa desde que mi barco naufragara. Silencio había porque aquellas olas que así viajan en verano, ondulantes, lentas, largas, enemigas crueles del estómago del marino que invencible en la tormenta no sufre de mareos, y estas lo apabullan, no hacen ruido, más de pronto mis oídos se alertaron a una voz no se de quien, de donde y ni de como, podía en este océano cantar. Naves no había….debo estar delirando…. Pronto ya…el sueño me rinde, se acerca mi final.

Mi cerebro enfebrecido por las horas, los días y las noches flotando en ese oscuro azul vacío que es la superficie del mar sin esperanzas de vivir, me hacia ver grande….grande…grande mi vida. Las realidades de mi existencia se unían a galope tendido en el potro del orate para hacerme creer que todo lo fui, tuve,  amé y  allá tenia…

 El agua que no tenia era el licor y las aves que volaban por arriba eran faisanes que cazaba en mis predios y comía… un poco de locura eran mis horas y alegre navegaba yo y con la fresca brisa mis velas seguían impulsando mi velero…. ¡Cuan bella era mi vida es esas horas de locura!...Yo venia de conquistar los Siete Mares, los Polos con sus hielos y sus luces; los trópicos sonrientes y los humeantes montoncitos de piedras que hacen islas por donde ríen los volcanes mientras nadan, todo era mio. Mujeres, licor….. ¡Ah! y mis anclas, danzas de caderas sin dueños, guitarras dormilonas, y bandoneones que al moverse los tacones que retumban sin clemencia mientras que algún saxofón desde la orilla trasera del camino le adula a las olas de mis mares… es evidente que llevo el vino de la noche en mi cabeza….

Canta una mujer…

Estoy enloqueciendo… almirante de mi flota y de mis naves voy gozoso por los mares, voy soñando…soy feliz en mis adentros y si el mundo penetrara en mis sentidos me vería el rey de los marinos…. Piratas pasan y sus sables destrozo con mis manos limpias, puertos nuevos con mis blancas velas y anclas de amores que me conquistan por tantas noches, muelles de blancas frazadas que cubren cuerpos que amarme dicen; vayan las horas de besos grises, de besos verdes de amores muchos… vayan los puertos de mis conquistas y las propinas que esconden almas porque las damos por más placer. Sueño… Debo estar muerto; estoy delirando….¿Qué mundo es este, que sonríe?

 Pero deliro; tal vez ya muerto mi cuerpo allí en el bote yace y es el espíritu mio que al alejarse siente todavía sus carnes y cree que ama y es amado; cree que vive y ya es pasado…. Tal vez…. Tal vez el tiempo se ha detenido sobre una roca allá junto al faro y desde allí vigila mi alma que pasa.

Oigo una voz de mujer, una leve y distante melodía en la distancia… despierto al fin y me froto los ojos tratando de mirar a través del reflejo del sol sobre las olas y de mis sentidos que acelerados ven las cosas como ciertas, donde me veo como era y como sigo sabiendo que lo era, y vivo en el aplauso de los hombres y los brazos de las bellas mujeres por mi mundo de quijote y de aventuras.

 Una cola de pez se ve saltando a la distancia, después hay otra, y hay muchas otras y todas mías si las quiero, al fin dueño del mar ya soy. Pero las dudas de nuevo me asaltan… ¿Sueño?  Oh, estoy soñando; no, tengo fiebre, mi cerebro me engaña, mi nave surca el cristal bajo un sol fuerte, la sed me está empujando, mi mente anda en hamacas…

Se ve apenas con los ojos cerrados y las fibras del corazón vibrando un letrero que saliendo del fondo de los mares me reta: ¿Me cuentas si existen las sirenas?

El canto parece de mujer de voz sutil, y abro los ojos, leo, me burlo de mis propios pensamientos. Estoy loco ya, me digo; tengo mucha sed. Me mojo las manos para que mi cuerpo reciba un poquito de humedad y no morir deshidratado. Se acerca aún más la voz…

Aléjate, ¿no ves que estoy glorioso navegando por mis mares a velas, a solas, a la voluntad gozosa de las olas que me acunan con su amor y sus sonrisas? No te enamores de mí, le canto ya que su voz música es, pero cual toro embravecido insiste en correr hacia el torero.

 Me atrevo a cantar sobre la medio destruida borda, ya mi cerebro anda entre candelas, y acaso… ¿qué más bello que una princesita de una reino que ama y por amar pierde al ser amado y al mar se lanza?

No, Señor; ella no ha muerto, una ballena que pasaba y la oyó llorar por amor se la cargó y allá en la isla secreta de sus mares la enseñó a nadar, la adoptó y le fabricó una cola con la tela que una estrella del mar hizo en el cielo y se la trajo envuelta en una perla.

 No terminé la historia cantada cuando a mis espaldas sonaba una sonriente vocecita femenina:

 ¿Busca usted a alguien…?

Loco como estaba sin saber si era mujer, estrella o diosa un beso en mejilla le planté…

Mi sueño se hizo largo, muy largo…. y luego despierto allá la playa quise entender.

 Me cuentan las chicharras que fue mucho, que mi bote había llegado sin sus remos y mi cuerpo transportado por una sirenita había carenado a la playa en una tarde de verano, casi muerto.

 Una ostra que se me hizo buena amiga me contó que muchos escualos en el camino me atacaron, que ballenas y marsopas me rodeaban y que aquella sirenita allí entre todos, luchando contra sus propios amores del pasado, sus perseguidores insensatos de la aguas, los erizos que le clavan sus espinas y los golpes que las olas me daban contra las rocas firmes del arrecife, cargada conmigo que estoy algo pesado, y herida por mil dardos de las fieras de los mares y los aires, por la playa me cargó.

 Nació el amor. Creo que locura en mi beso descarado hubo; y locura en sus labios que empezaron a penar porque allí fuera donde el próximo beso yo le diera.

 Salvó mi vida, nació el amor; volaron las gaviotas mientras con el día claro en el cielo surgió un arcoíris cual collar de perlas de Mallorca y una vocecita con tono de ballena enamorada comenzó a tararear una tonada aquí a mi lado.

 Tuvimos frio. Esa noche allí en la playa cambió el viento, ella no podía vivir a mi lado fuera del agua ni yo al suyo bajo el mar, pero la distancia, tan cerca y a la vez tan difícil hizo de nuestro amor una sonrisa cruel para acercarnos… Las tormentas se multiplicaron, las arenas vuelan a diario y las olas a veces hacen muy difícil oír su canto y a ella difícil leer mis cuentos de princesitas y de luces de carnavales en el cielo y de danzas gitanas sobre la nube que nació en la flor.

 Y en medio de las espinas, los filos, las olas, las tormentas, las dentelladas de los monstruos marinos y las envidias nuestras dos almas unidas se pasean nadando alrededor de la isla, medio mar y medio arena; algo mio y algo suyo, y los dos un solo mundo…. Dos no más somos ya uno. Reyes del mar y de las penas, dueños de los reflejos de la luz sobre las olas, espíritus libres que sabemos nadar, flotar, cantar, amar… y de la princesita convertida en princesa y el marino aventurero nació en la isla de las blancas arenas y las caracolas que hablan, el amor más grande del reino de los mares….

Y un día sereno en que sobre las arenas, mojados, nos amábamos apareció en la playa un ser que era el Dios mismo. Por un momento nos miró

Se acercó sonriente, levantó la mano y nos indicó a las flores con su dedo al que vino a posarse una gaviota, o una nueva luna, tal vez.

Dios tomó mi mano y la unió a la de ella y sobre las dos manos nuestras unidas plantó aquella gaviota...

 Este es vuestro anillo, paloma le llaman algunos, para mi es un rosal.

 

 Juradme que os amareis hasta la muerte y más allá de la muerte cuando lleguéis a mi reino en el cielo. Juramos.

 Lo que Dios en el cielo une ningún hombre podrá separar

 Os declaro por mi fe, marido y mujer

 Y os doy esta gaviota como el signo de mi buena fe en vuestro amor.

 ¡AMEN!

Dejadme  dormir aquí en las arenas,  no quiero despertar.

Tengo fiebre en mi cerebro, deliro por la locura que me provocan el sol  y la sed

Debo estar muerto ya

En mi corazón hay paz

 

 

2 oct. 2012

EXPLORANDO EN SUEÑOS



 

EXPLORANDO EN SUEÑOS

Miré al cielo y lo vi muy lejos, miré al horizonte y me pareció a mi alcance, y miré al camino que me ofrece tres vías...quiero andar, levar las anclas de las naves de mi vida y partir hacia puertos nuevos, velas al viento, jarcias tensas y timón vibrante....pero solo soy una hormiga, frente al gigante calentador que es el sol. Me volví a derechas, regresé a la izquierda y me paré en el centro, he de escoger mi camino y todos me son ajenos, distantes sin nombres, ninguno me llama, yo los pretendo. Regresé a mi posición al centro sin decidir el rumbo y camino a tomar.... ¿Qué me preocupa?, -me dije, -la Tierra es un globo, no importa hacia donde me voy, mientras más me aleje, más me acercaré a mi puerto… ese mismo camino es el regreso, sin jamás volver la cabeza; de aquí no escapa nadie vivo. Me sentí un poco infantil y decidí jugar cantando con las memorias del segundo grado de la escuelita de mi pueblo chico: ¡A LA RUEDA!, ¡A LA RUEDA! ...y lo canté riendo.

 Recuerdos de mi infancia, maestras de oro, amigos de miel, momentos felices, barquitos de papel... Colón debió saberlo muy bien; pues por donde en camino recto transites, al punto de partida regresas...sin virar.  ¡Jajaja!

La Rosa de Da Vinci, para rabia de los envidiosos y salvación de marinos.

 Me viré de espaldas, tomé una pluma de aves y una rosa....NO, esa rosa es muy bella, pero no; dadme una Rosa Náutica, el camino me reclama.

Caminé de espaldas como cuando era cadete y practicaba para ser muerto a manos de otro cadete que no era mi enemigo pero estábamos retados a duelo por las barbas del profeta que no se moja las nalgas cuando lo barcos navegan, y debía atacar...

Caminé de espaldas, me miré en la brisa, no se cual de los tres caminos anduve porque se me fue la luz…

…no se si acabó la noche, se me hundió la nave, o mi sueño se le escapó a las horas......

 Me hundí en el mar, sin lancha ni remo, y comencé a subir, porque estaba hundido en un mar profundo y necesitaba respirar.  A fuerza de brazadas, pujando a mil fuerzas, rasgándole las entrañas al agua, que se me hacia no suave como, agua, si no duro como la roca en la montaña.....porque la montaña era...

 Se escapó mi hora, desperté aferrado al borde la cama, sudoroso y rojo, como quien mucho ha trabajado bajo un sol de infiernos....

Me limpié los ojos, me senté en la cama, miré al horizonte que ahora era mi ventana y cerré los ojos para ver esa imagen de mi cuerpo enfebrecido, o soñador, o en pecado, clavado en las horas, buscando en las distancias los caminos de futuro...

Creí que era mañana… Parece que he soñado


1 oct. 2012

LOLA Y SU PERRITA.....¡Ah, y su marido!




LOLA Y SU PERRITA…

…¡Ah, y su marido!

Lola, Lola, ¿qué hace este animal encima de mi almohada?

Oh, no seas así, ¿No ves que es la perrita que regaló mi prima?  El pobre animalito no te ha hecho nada, pero siempre todo lo mio te molesta. Ahora la vas a coger también con mi perrita.

Lola, yo no tengo problemas con  tu perrita, pero mi almohada está llena de pelos de perro que se me meten en los ojos y la nariz y eso me molesta…

A ti todo lo mio te molesta…  Ahorita me vas a decir que bote la pobre animalita que es lo único que tengo pasándome la vida entera, hora tras hora solita aquí, mientras tu andas por la calle con todo el mundo.

Lolita, querida, no te pongas así, yo estoy en la calle ganándome el pan. Y tu bien lo sabes, pero amor, cuando llego a casa tengo el derecho de descansar tranquilamente. Yo comprendo que desde que los muchachos han crecido estás muy sola durante muchas horas, y que es posible que tener un animalito así que te haga compañía es bueno, pero entiéndeme, desde hace un mes que tienes esa perra, yo no duermo tranquilo porque se mete entre los dos, se acurruca en mi almohada, me camina por encima, me ladra si te toco, se mete entre los dos si trato de abrazarte…

¿Tú no me irás a decir que estás celoso de una perrita ahora también?...

Estás loca, mujer….
Loca me vuelves tú; todo lo mio te molesta, no puedo tener nada que me guste o que me quiera por tus estúpidos celos, debía morirme……(llanto…)

¡Vaya, que no es para tanto! Ten tu perra y diez perros más pero mira que no se metan en mi cama, ni me ladren o se metan en medio de nosotros cuando trato de besarte…

…En eso es lo único en que tú piensas, en tus egoísmos masculinos….¿a ver cuando yo te he negado una caricia por causa de mi perrita?... dime…

No he dicho eso; te he dicho que la perra se mete entre los dos cuando trato de abrazarte, se me sube encima cuando trato de tener relaciones contigo…..no me digas que estas ciega también ahora…

..no, no estoy ciega, al contrario, veo muy bien y también veo que en lo único que te interesa es llegar, acostarte encima de mi, disfrutar y virarte a dormir, que poco te importa como yo me sienta ni lo que me interesa…..

¡Vaya, Dios!   ¿A dónde va a parar esto?

Tú eres el que está haciendo todo muy difícil para mi; no puedo tener nada ni siquiera un animalito que me quiera y me sirva de compañera mientras tú tienes el mundo a tu alcance…

Claro está, tú no necesitas una perrita a tu lado, tú las tienes en la calle a como te de gusto, pero yo solita aquí encerrada como un pajarito enjaulado todo el día esperando a ver si a ti te queda algo al final del día y cuando estás ya muy cansado para venir a buscarme un momento de satisfacción y ya……Claro, al rey nadie le puede discutir su puesto en la hembra. Para eso tiene su esclava en la cama…..

Yo debía morirme ya a ver si así te sientes feliz.

Lolita, Lolita, cielo mio, ¿qué tiene que ver todo eso con el simple hecho de que quiero mi almohada limpia y que mi mujer sea mía sin tener que soportar un animal encima cuando te hago el amor….

Tú lo que eres es un cínico que nada te importa la vida en soledad que yo he sufrido desde que estoy casada contigo, solo para ti he sido la esclava, la hembra en la cama  a la ora que se pare, la criada, la fregona, la cocinera, la que te cría los hijos, eso es lo que soy y siempre he sido para ti, y ahora tampoco puedo ni siquiera tener un pobre animalito que me acompañe en mi soledad porque a ti te molestan los pelos….

¡Madre de Dios, mujer, que no es para tanto!

 

No, no es para tanto, ¿qué quieres que bote el animalito?  Eres un malagradecido, porque todo lo que la pobre perrita hace es darte su cariño, aceptarte  como el hombre de la casa, calentarte la cama y cuidártela cuando tu no estás y acompañarme a mi en mis largas horas de soledad y espera por ti…..¡Ojalá me muriera ya mismo…!

¡Oh, Lolita, Lolita  mía, por el amor de Dios, estás hablando disparates!

Ya te he dicho que no tengo problemas con tu perra, pero quiero mi cama para mí, mi mujer para mí, y mi matrimonio para dos, eso es todo; yo me casé contigo, no contigo y una perra…

Ten diez perros pero tenlos fuera de mi cama y de mis relaciones de amor contigo, ya te lo he dicho muchas veces y siempre me das la misma cantaleta…

Cantaleta es la tuya que no me tienes la menor consideración;  A ver, ¿qué clase de amor ese este que una mujer tiene que vivir sola todo el día, los hijos ya crecieron y se fueron de la casa, el marido anda todo el día en la calle sabe Dios haciendo qué con quién, y yo ni siquiera pueda ahora tener un pobre animalito que me haga compañía, eh?

¡Santo Dios, mujer!  OK, deja que la perra ocupe mi lugar en la cama, yo me voy a dormir al sofá de la sala…

¡Ja, esa si está buena; ahora si se te salió el gato de la jaba; eso es lo que tu estabas buscando todo el tiempo!  Pues vete al sofá  o vete donde otra te trate a solas sin perros, que a lo mejor eso es lo que estabas buscando todo el tiempo…

¿De qué demonios hablas tú ahora, mujer?

¡Ay, no sabe el pobrecito de qué estoy hablando, como si yo no supiera que todos los hombres son iguales, que están todo el día mariposeando en la calle y cuando vienen a la casa quieren ser los grandes señores, como los amos feudales…Ordena, manda, disfruta  y a, los demás que se los lleve el diablo…. Anda, vete al sofá o vete de la casa, vete al diablo, ¿A mi que me importa?, ojalá me muriera ahora mismo……..

Pero… mujer….

-Ven, mi perrita ven con mami, que tú eres la única que realmente me quieres, no le hagas caso a ese hombre que parece buenos pero es que tiene una máscara muy bien diseñada para el carnaval de la calle….

………..

Hay una canción que en un tiempo fue muy popular, parte de cuya letra dice: ¨…se acabó el romance, mataste una vida, se acabó el amor…¨

30 sept. 2012

MI BOTECITO DE PAPEL


                                            
  MI BOTECITO DE PAPEL
 
                                                               MI BOTECITO DE PAPEL
                                                           Todo crece, o aspira a crecer
Todo adelanta, o aspira a mejorar;
Todo es esencia o al menos quiere ser el pétalo de la rosa
Todos somos así, porque fuimos creados para crecer…
Yo hice un botecito con una hoja de un viejo
Y mal usado periódico independiente,
-(Rebelde, fuerte en sus opiniones libertarias, enemigas de todas las reglas, -ética, moral y sociales a las que pretendía substituir con las propias suyas, por erróneas que las suyas fueran, y por mucho que contravinieran su convivencia en sociedad, familia y amor)- sin ponerle yo  otro nombre que los suyos, ni otras leyes que la vida…
Solo me interesaba verle navegar… fuera del agua, -(el papel no es muy bueno como flotador)- lo puse sobre un estante en la pared para decorar mi despacho, y me dediqué a escribirle poemas.
Miré las canciones antiguas que dicen de botecitos, caminé por las playas, los ríos y los muelles,
Visité los museos y recorrí los astilleros abandonados y encontré miles de historias, pinturas y botes grandes, pequeños, malos, buenos, pintaditos o herrumbrosos, pero ninguno tenía unas letras rebeldes como el mio…
Lo tomé en mis manos y le deposité un beso sorpresivo.
¿¡Besar yo un bote de papel! ?
¿Sentirme feliz de besar un viejo papel mal usado, inservible a la hora de navegar y convertirlo en mi pieza de conversación cultural?
Debo estar muy mal del cerebro, pensé por un instante…Pensé, pensé y volví a pensar. Paul Gauguin, en Vincent Van Gogh, en Quevedo, en Dalí... ¿Quién soy yo?  Me pregunto.
Una tormenta que soplaba con vientos furiosos rompió en cristal de mi ventana y como si a propósito hubiera penetrado en busca del periódico rebelde, o un diablito encapotado con rabias de fricciones pasadas con los escritos del papel  regresara en busca de revancha contra mis manos por haberle dado vida a lo que un día fueron sus ilusiones y luego los tropiezos del camino le mostraron la cara real de lo que la tinta, -que es borrable siempre y que es lo que él creía su verdad le había hecho creer de suyo,-  y al tratar de vengarse de mi por darle un lugar especial en mi despacho al sucio papel,  a falta de otro recurso lanzó al piso a mi botecito de papel.
Lo tomé en mis manos, lo acuné en mi pecho, yo amo el mar y los barcos, los botes, los veleros…
Lo llevé a la alberca, lo senté en el agua, lo miré en la calma…y soplé un poquito con mis propios alientos para llenarle las velas que no tenía…. Y comenzó a penetrar el agua porque se hundía; poco a poquito se hundía…poco a poquito me herían las letras  de sus promesas de libertad que de cada línea se desteñían, porque aunque en ellas no me veía, veía un mundo distinto en la esperanza humilde de una navecita endeble y una palabras capaces de encender un fuego en el Polo. Y traté de salvarlo, lo tomé con cariño en mis brazos, los acerqué a la lumbre de un quinqué, lo acerqué a la hornilla del fogón, lo llevé por delante del grito de un viejo ventilador y traté de exponerlo a los rayos del sol…  Pero el papel periódico sucio de ya, viejo, desgastado y vuelto a moldear aparentemente era por sus propias palabras, aunque a Dios mentaba mucho, un reto impío a la virtud del amor de Dios, o a las ciencias de la materia, o a la realización de que nada nuevo y fuerte y puro puede construirse sobre las bases de un viejo ladrillo de cienos, ni sobre una hojarasca de pretendidas flores que no fueron más que hierbas del camino. Yo no sé de qué estaba hecho ese papel…
Y se le torcieron los bordes al botecito de papel, y se me torcieron a mí los  tontos e infantiles deseos de tener aquel botecito de papel con tantos papeles limpios que hay en el basurero.
Se calmó la tormenta, un nuevo cristal adorna mi ventana, o mejor, me protege de las tormentas, en mi estante he puesto un botecito de cristal…. Sé que si el viento de la tormenta rompe el cristal de la ventana y lanza este bote nuevo al suelo, lo quiebra sin remedio, pero no habrá que secarlo, ni que pensar en pintores, ni que albergar esperanzas, que solo un botecito de papel puede necesitar…
Ayer me senté junto a la alberca, tomé un viejo papel mal usado y construí un botecito de papel y lo puse a navegar.  Llamé al cielo para pedirle un viento que le llenara las velas a mi botecito de papel, pero  mi bote no tiene velas… Miré a las sombras de mis quimeras y les pedí un impulso para mi bote, pero las sombras no son propelas y nada puede impulsar mi bote, nada lo impulsa el papel se hunde, y solo me queda la bañadera.
Me salí a la brisa y le canté a la tarde y en la soledad del bosque escribí un poema  a las aves tontas que vuelan en mi pecho y caminé mil piedras sin nombre ni tierra, en los zancos altos de un sueño enloquecido tal vez por unos ojos que nunca vi y ya no quiero ver… Nadé por las aguas del lago ya seco y allí navegaban rodando por los suelos, cien botecitos de papel que algunos niños dejaron a su paso cuando soñaban con sus amores y el mar…

29 sept. 2012

Cultivo una Rosa Blanca



 Cultivo una rosa blanca,
en junio como en enero,
para el amigo sincero
que me da su mano franca;
y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo,
cultivo una rosa blanca.

17 sept. 2012

Miré al Sol desde Mi Rosal



Miré al sol del amanecer desde mi rosal, y allí estaba tu retrato en medio del astro rey. No se cual era más fuerte al penetrar mis ojos, la luz del sol o el brillo de tus ojos, ni tampoco se como puede algo tan pequeño querer competir con ...
algo tan grande.
Luego miré al sedero que se extiende por el valle entre las montañas y se pierde al cruzar el rio... Más allá el perfume de los aromales tiraban del corazón de un viejo trovador que sentado a la orilla del camino cantaba sus ya cansadas melodías en las que ensalzaba tu belleza...
Casi como el espíritu que vaga entre los cielos y se pasea por la olas mañaneras miré al horizonte cargado de ilusiones, y un ave regalona pasó sobre mis sienes dejando una visión de tierras ausentes, de vidas ajenas, de soñadores sin uñas, de serpientes sin veneno, de nubes violeta que nadie vio jamás. La luna llegará esta noche y tal vez se pose en mi jardín, pero ya yo estaré lejos, la muerte no perdona. Los espíritus de la nieve vagan en pequeños copos de luz azul que brillan en las auroras como los ojos del pez nadando en la madrugada por los bajos del atolón más lejano en un océano de ilusiones insatisfechas porque me quedé sentado en mi rosal esperando por un beso.
El viento sacudió la rama del rosal y esta me tocó en los labios con seductora ilusión, pero me clavó la espina y luego me dejó la flor rozándome el pecho como si los senos amados quisieran decirme….
Ver más


............................................................................................................................

Las emociones que en silencio subliman a veces el alma nunca son definidas, es que al abrir los ojos y mirar a la distancia y sentir el calor de la rosa y las distancias espirituales con los elementos al tiempo que a nuestro cerebro penetran marchando silentes los horizontes que por distantes nos penetran más profundamente y todo lo que es bello, amado, sentido, escuchado está y no está en ese sinsentido que nos domina a veces en un instante en que las realidades saltan ante nuestros ojos y sinembargo no existimos, estamos en suspenso y no lo sabemos, solo sabemos que amamos, que hay aroma, que estamos ahi, ahí...poco importa donde, pero estamos...

12 sept. 2012

El Diablo y Jesus



Difícil es a veces entender a las personas, cuando tratan de mostrar su personalidad a la sociedad en donde viven y al entorno que les rodea, porque sin ser actores ni actrices quieren vivir cambiando de maquillajes para casa escena o produ...
cción. Unas veces quieren para un público ser un rey o una reina y para el otro el ogro o la vampira, no reconociendo que mientras que en el teatro y el cine
eso es una profesión admirable, en la vida real es una aberración insostenible. Porque, sencillamente, no podemos ser albañil para un contratista y aviador para el otro al mismo tiempo, o somos albañiles o somos aviadores. Aquí en Facebook es cosa fácil vivir del engaño, engañar y dejarse ser engañado, pero al dejar el teclado nos enfrentamos con la vida real; somos lo uno o lo otro o no somos nada; querer incidir en la doble personalidad en la vida real es absurdo y a veces hasta ridículo y ofensivo. Tienes varias amistades en el mismo barrio, hablan, beben y comulgan a diario, al final todos los saben todo de todos y cada uno, pretender que unos sepan de que color es el mantel de la mesa y las cortinas de la sala de la casa en que viven, y que el otro crea que son de un color diferente, es más de lo que una persona sensata puede concebir o una amistad seria puede aceptar. Querer que el mundo sepa que uno, por ejemplo, hace trabajos de escultura en la parte de atrás de su casa; al mismo tiempo que tratar de ocultárselo a un tío, que es el que más pronto lo va a saber, es mas que absurdo, es tonto, estúpido y crea dudas del por qué se le oculta. A menos que se esté trabajando a escondidas de este porque el tío es policía. La vida tiene muchos matices en la conducta humana y uno de los más importantes y al mismo tiempo más usado y abusado es, el creer que se pueden vivir varias vidas en el mismo lugar, al mismo tiempo, con buenos resultados. Ya lo decía Lincoln que uno puede engañar a parte del pueblo, parte del tiempo, no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo.
Luego para poder mantener la fe de quienes nos leen lo que escribimos y decimos, es preciso mantener una línea de conducta ética y profesional que haga llegar a todo el mismo mensaje de la misma manera; a o ninguno, bajo ninguna circunstancias; lo otro es buscar el fracaso, la falsedad, y al final la duda y el desprecio de quienes nos aprecian o nos quieren bien y darle material de ataque a los que no nos quieren bien.

8 sept. 2012

TEN FE EN MI


                                                                        


LA FE

LA FE EN DIOS

LA FE EN EL SER HUMANO

LA FE EN EL SER AMADO

Desde que el hombre camina sobre la tierra siempre hubo uno que le pidió, -¡Que le exigió!- a los otros que tuvieran FE en él, para él poder gobernarlo a su manera.  Pero cuando dos personas se conocen bien resulta que cada uno se siente igual al otro y no ve su superioridad, y de ahí surge la desobediencia, y después el reto a su sabiduría, su autoridad...  Es entonces cuando el más astuto, perdida ya la clave de su dominio sobre el otro, se inventa un poder extraterrenal que solo él posee y ve, y así se lo hace saber a sus vecinos…  De ahí surgen las ¨creencias¨, las imágenes, la FE en aquello que este dice saber, poseer y que le sirve para dominar a los otros. Y, claro, también comienzan  a salir aquellos que no se dejan engatusar con cuentos chinos y demandan pruebas del poder, de la autoridad, de los misterios, de las prédicas que nadie ve y solo en las palabras del recién nacido ¨profeta¨ escuchan. Pero el recién aparecido profeta no está dispuesto a ceder ni un palmo del terreno ya abonado por él y crea un nuevo lema: ¨Fe Ciega¨

Los otros no pueden ver porque no tienen FE, y de ahí que son ¨herejes¨, malditos, hijos del infierno, malos y debe eliminárseles de la comunidad. La FE se impone.  No porque el pueblo la tenga, si no porque el que dice que es poseedor de esta lo exige, y hay que aceptárselo, obedecerle, o perecer. He ahí la Fe en las religiones, en los templos, en los profetas y mesías…

Y si alguno que me lea lo duda, que mire a La Santísima Inquisición, a ver si es diferente a los métodos de los comunistas y de los nazis y de los musulmanes, etc. Es más, todos estos aprendieron sus crueles prácticas y criminales métodos precisamente de las religiones.

Ten FE, nos dicen unos en total ignorancia….

TEN FE EN MI,  piden muchos más

TIENES QUE TENER FE

Pero ¿Es que la fe se fabrica a voluntad dentro del cerebro humano acaso?

No, digo yo, la fe, que a veces llamamos también ¨Confianza¨ es el producto de lo que vemos, de lo que sentimos como resultado de una conducta, de unos hechos, de algo tangible o al menos alcanzable al ser provocado por el diario vivir y ver.  Un jefe confía en que el subalterno va a cumplir con la misión que le asigna, porque con anterioridad ha visto que ese empleado siempre  sigue sus órdenes al pie de la letra. Un jardinero pone su fe en una semilla traída de otra tierra porque sabe que las semillas de Allí son de buena calidad; eso es lo que le hace creer y confiar que en su terreno esa semilla puede germinar y producirle el tipo de flor que él intenta cultivar y producir.

Eso que llamamos FE  entonces es confianza; y la confianza es basada en las experiencias anteriores y esta a su vez producto de algo visto o hecho que nos hace aceptar de otros una promesa, un plan, un proyecto.  

Un constructor que ha puesto bien los ladrillos en la pared del vecino nos inspira suficiente confianza para que lo contratemos para que nos fabrique nuestro templo. Un niño que recoge el bastón que se la caído a la anciana que no se puede agachar nos inspira a creer que ese niño está dotado de la virtud de la caridad, como el marino cuyo barco está encallado en la boca del rio al estudiar las corrientes de la zona puede confiar en que a las tantas horas la pleamar le permite sacar su barco y seguir su travesía.

Ten fe en mí, créeme lo que te digo, cree en esa imagen pintada, en esa figura de yeso, en esa mancha en la pared, que eso es un signo de Dios y es pecado dudar.  Estas y muchas más palabras a ese fin oímos a diario, en el templo, en el gobierno, en el mercado, en el amor y en la almohada.

También eso oímos en los tribunales de justicia.  Todos responden, ¨SI¨, cuando se les hacen las tres preguntas para hacer que digan la verdad.  Pero he aquí, que como la verdad es relativa muchos al responder son honestos y en efecto van a decirnos ¨La verdad¨; SU, verdad.   Pero SU verdad es más que probable que no sea nuestra ¨verdad¨  y por consiguiente nos vemos ante una situación donde no podemos creerle, no podemos aceptarle  su verdad, porque no se ajusta a la verdad de los hechos que se juzgan ahí, o de los procedimientos, o de las evidencias materiales que tenemos en el expediente.  De ahí que no podemos creerle la historia de su verdad, no podemos confiar en lo que nos dice y por ende no podemos tener FE en sus palabras, en sus juramentos, en su persona.

Pero lo más curioso es que en la mayoría los casos las reacciones siempre son, por consiguiente negativas; unas por aquellos que quieren imponer sus ideas y se niegan a aceptar las ideas y expresiones de los demás, y otros porque al ver que en algo se les ocultan la verdad y las evidencias, o se les trata de desviar la atención para poder engañarlos, no puede o no quieren ya creerle más al que lo pretende, o lo predica, o lo jura.

Yo por uno, sin ser científico lo miro todo con en ojo crédulo y uno investigativo.  Yo acepto todo lo que quieran decir, con placer y gentileza, pero eso no significa que lo creo o lo dudo; no, yo voy a los libros, al terreno, a la lluvia  y le pregunto a la brisa, a las flores, al diablo mismo si es el único testigo de la razón si solo por mi propia satisfacción y entendimiento. Luego me sonrío; felices son los que con fe van por los caminos, unos dominando, otros dominados….Ninguno de los dos felices, ambos embaucados.

 

5 sept. 2012

CON UN VACÍO EN EL ALMA


                                                                                    
 
 
                                                          CON UN VACÍO EN EL ALMA

Cuando una persona nace con un vacío en el alma que le ha sido asignado desde antes de nacer por el cielo o quien su Creador sea, en otra parte del planeta nace la llave de ese vacío, pero es bastante difícil que las dos partes se encuentren y  además, a veces cuando se encuentran muchos factores afectan, como entre el eje y la rueda de una carreta.  A veces abunda una parte y no alcanza la otra, o una rueda es más pequeña, como en las llantas de emergencias de los autos. La vida humana es así.  Todos hablan de felicidad, de uniones más o menos perfectas, y de otras que nunca llegan a ser felices aunque vivan en paz toda una  vida, como sucede con los matrimonios entre parejas de ciertas nacionalidades y religiones, que los casan sin contar con sus sentimientos por la religión o las conveniencias de las familias, las iglesias o los gobernantes de turno. Así, llenar el vacío en un alma no es tarea que uno voluntariamente quiera hacerlo, ni obligatoriamente menos; llenar un vacío solo el destino lo hace, si llega el caso. Y en ocasiones uno puede llenar parte de ese espacio, pero no el total y es necesaria la intervención de terceros… Y ya entramos en una situación enteramente distinta que nos lleva a examinar cada pieza de la maquinaria y nunca, por más que nos esforcemos vamos a poder resolverlo. Psicólogos, psiquiatras, expertos y toda clase de expertos tratan  de resolver estos casos, pero las realidades sociales y las legales, las tradiciones y los compromisos se imponen, por ello al final del día todos acaban por aconsejar a cada uno que se conforme con lo que tiene, para lo cual no hubiera sido necesario ni tratar nada.

Mi larga vida me ha enseñado que todos nos necesitamos los unos a los otros, pero que todos  vivíamos antes de conocernos y podemos vivir los unos in los otros.  Los hijos salen al mundo lejos de los padres, los hermanos se alejan sin más contacto que tal vez una carta en las distancias de tiempo y físicas; el ave vuela del nido,  y los sentimientos quedan como las ramitas aburridas de lo que una vez fueron florecidos retoños, luego cálidos nidos y al final gajitos disecados por el tiempo y abandonados por sus pichones. Tal vez alguna plumilla descarriada les queda para el recuerdo.

Yo quisiera ser un mago y de la nada crear una estrella que iluminara cada ser en su espíritu de modo que por un instante siquiera fuera feliz cada uno, y que sus almas se llenaran con mis deseos para satisfacer sus sueños; pero soy tan pobre, soy tan incapaz, soy tan…tan…tan…  como una campana hueca que por no tener un péndulo duro, no suena…. Poco tengo, poco puedo, solo sueños… y los sueños, sueños son.

Pero la vida sigue su pesada marcha; el planeta gira y del espacio le penetran millones de granitos de arenas que se queman al penetrar nuestro ambiente. Nuestras almas no son ajenas a esto, se nos queman a diario, al tratar de penetrar los misterios de la vida, mientras viajan vacías en busca de sustento.  ¿De qué sirve pensar que uno ama? ¿De qué sirven las ruedas del silencio, si a gritos las almas viajan vacías en busca de sus cielos?

Cielos no hay, solo hay un espacio vacío; tan vacío como los lagos sin agua, los mares sin olas y los corazones sin sangre. Yo no puedo llenar los barriles que detrás de los ranchos recogen las lluvias, porque las lluvias en mi vida son de sortilegios envueltos en sangre que riegan los dioses sobre las viñas para darnos el vino del amor, la esencia de la vida. No, yo no sé volar por el firmamento; no puedo elevar un a plegaria al cielo porque allí no hay nadie que me escuche, ni puedo levantar la pesada carga de arenas que hoy son granitos y cascos viejos, pero que ayer fueron el cemento que hizo grande, bello y fuerte el templo del amor.  Los árboles que rodean el templo nos miran con sus flores marchitas al pasar sin valor y sin risas.  Ya no cantan las aves al son de las primaveras, ni se alegran las aguas del lago; las almas viajan con las alforjas vacías, como el arria de mulas que escala la montaña en busca del café.

Se mueren las ostras y las perlas a medio crecer se desbordan y lejos de iluminar el cuello y la pulsera de la doncella deslumbran al pez que rebusca en los fondos al pez más pequeño para su alimento.   No puedo llenar el vacío porque requiere de muchos.  Si las joyas, las caricias, las fiestas y el oro no pueden enriquecer las arcas del tesoro del sentir de la princesa, no puede el beso de un sapo alentar sentimientos de la gloria del cielo en la laguna. No es misterio, es la sangre que corre por las venas de la guitarra que se quedó dormida en una nota; ausencia de sonido, luz obscura del bosque muerto que se quedó sin alma.

Poco importa si el volcán interno de un amante chilla y lanza su lava por los mares y las cenizas por los  aires; si al final solo piedra quemada pavimenta las islas y las arenas y cenizas, cenizas son y al suelo regresan por más que hayan volado.

Al cielo fuimos, lava, ceniza y yo, y del cielo caímos, como  como caen las ánimas con las alas quemadas cuando pecan ante Dios.  Poco queda más que otro corazón vacío, otra alma sin sustento, otro poema sin rima, un recuerdo imaginado de sueños que nunca supieron navegar por los continentes del entendimiento….  Todo es nada, el color es ilusorio, el iris del arco es hológrafo burlón, la nube es blanca pero no es fiel, por eso asume los colores de la sombra, el sol, el oro, la plata y las luces de la ciudad.

No sé yo de llenar vacíos, vacío estoy; tampoco sé si del rocío las gotas han de quedar planas en el pétalo de la rosa, porque al menos yo las veo redonditas como una bolas.  Vacío el corazón, vacías las almas, vacío está el universo, porque vacía está mi canción.

28 ago. 2012

Troncos Torcidos


 
                                                                         
                                   
                                          CUANDO YO ERA UN JOVENCITO

                                      QUE EMPEZABA A CORRER AVENTURAS

O mejor dicho, andaba en la segunda aventura de mi vida, trabajaba en una hacienda cafetalera en lo alto de las montañas. El dueño de la hacienda, un leonés  de escasa educación, pero hombre muy práctico en las cosas de la vida, un día en que algunas personas habían actuado  con cierto grado de  deshonestidad, mientras cenábamos en  la terraza de su bella residencia, y yo reflexionaba sobre lo que el ser humano hace a veces en perjuicio de otros, me dijo: ¨Mire usted ese monte que tenemos ahí al lado, tome un hacha y vaya en busca de un tronco perfectamente derecho, y si lo encuentra, córtelo y téngalo hasta que encuentre un hombre igual a ese palo.¨ o palabras a ese efecto.

Muchos árboles he sembrado, de madera y de carnes, y los hay derechos, por cierto, pero búsquelos usted. Los científicos, los investigadores legales y los jueces dedican sus vidas y esfuerzos a buscar los hechos, la verdad, el árbol derecho a diario…

Pero no es cosa simple caminar por dentro de las enramadas y encontrar la perfección; nadie es perfecto, si por perfecto entendemos ciertas formas de pensamiento y actuación.  A veces es una palabra, un gesto, una evasión de la mirada. Recuerdo a veces el primer barbero que me rasuró  las barbas en New York; era un griego cuyo amor por la pureza de los idiomas lo hacia ver como el aula de una universidad en carne viva.  Y algo del lenguaje se hablaba entre operarios y clientes una mañana, cuando una cuestión de gramática y ortografía le provocó darles a los unos y los otros una de sus lecciones: ¨Ved la diferencia que hace la puntuación, señores, en esta frase¨ -dijo, ¨¿Qué, te afeito de gratis y te doy un dólar?,  …¡Que te afeito de gratis y te doy un dólar!... y,  ¿Qué? …Te afeito de gratis y te doy un dólar…

Muchas veces le pedimos a una persona que nos cuente los detalles de una cierta conversación de escasa o ninguna importancia aparente, pero aparte de la posible falta de memoria, la persona evade por mil vericuetos responder directa y claramente a la pregunta con lo cual provoca dudas, más preguntas, recelos y  quizás muchos dolores a más de una persona… aunque no exista y precisamente porque no existe, nada de feo ni capaz de provocar reacción aflictiva en ningún momento.   Los resultados siempre acaban por perjudicar  al que así evade  el responder porque se echa encima el manto de las sospechas de cosas peores…

Pero, no hay muchos troncos perfectamente derechos en el bosque.