29 ene. 2012

Gato por Liebre

Don Gilberto


Algunas cosas que obligan a reflexionar son de apariencia sencilla y de mucho colorido atractivo; pero con cierta deshonestidad de presencia aún en manos de personas de buena voluntad. Por ejemplo, vemos a diario que las nuevas páginas que aparecen bajo nombres de apariencias románticas, filosóficas (filosofia casera, entendámosnos) religiosas, budistas, etc., se llenan pronto de colorido y miembros y para muchos son consideradas obras de éxitos. Pero es muy curioso lo que una leve mirada en el microscopio de la realidad nos muestra, -aliases, nunca nombres reales, sabidurias aprendidas en la universidad de la calle, dicen, (¿?), grandilocuentes discursos las más de las veces extraidos y mal escritos o mal copiados, pero decorados con imágenes de desnudos seductores, parejas en el ¨acto¨, hembras que se ofrecen, pensamientos inductores de deseos carnales, carne en el asador como diria el vagabundo de la historia, poses invitantes con palabras muy claras y en esas los tiburones de ocasion detrás de los teclados y máscaras, asi como las otras, acuden a montones y por la abundancia de números asistentes al banquete son considerados triunfadores en sus empeños. Yo no soy ningun moralista y mucho menos el guardian de las conductas, soy un simple ser humano que sabe un poquito de lo que es religión, filosofia, psicologia, conquistas y búsquedas sexuales y falsas pretensiones.... Pero cuando me pintan a los que pretenden ser personas que trabajan para Dios y lo que exhiben, ofrecen y buscan es, en realidad la realización de sus necesidades carnales, mal pueden esperar que se les vea como lo que pretenden ser. Por mi, cada cual a lo suyo, pero que no traten de venderme gato por liebre.

Me gusta · · Dejar de seguir esta publicación · Hace 6 minutos

A Luis Emilio Garcia le gusta esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario