13 ene. 2012

Una Mañana Tu

Una mañana semi invernal por el jardin de los sueños pasó una palomita cuyo piquito rosado semejaba un coral extraviado al salir de sus entornos en el fondo del mar, y sus ojos redondo y enrojecidos parecian llevar sos anillos dorados en la cara.... Una leve llovizna se deslizaba sin prisa, por el valle, y del riachuelo al lagos aguas bajaban a chorritos. Una abeja se posa entre las flores y pret...ende sacar néctar de rosas....Las gotas que se posan sobre el campo hacen de curiosas perlas sobre cada pétalo que se encuentran... Y asi van pasando en caravana, las aves, los insectos, las arañas y al final de la calle hay un sinsonte que imita el canto del violin. Mi alma se deleita y se detiene; soy feliz. Miro a las alturas en busca de la luz, y alli en el cielo me encuentro una sonrisa. Tres pasos y uno más solo he andado, en la búsqueda de un ángel de mis cielos, y un cielo que se abre como en puertas, y me indica que alli trás esas nubes, se encuentra el hada mágica de los deseos.... y un poco más alante en esa via, he de encontrar un gran vacio...
Caminé en silencio por la via, que por largos trechos me llevo en plamas y helechos, caminando ucho tiempo.... Caminé sin cesar casi sin aire, para poder respirar era dificil, pero la montaña se me pone ante los ojos y una voz que no se donde viene, me dice que en cielo tengo un premio...

Esa tarde al caminar por mi jardin un dia sin rumbo, de pronto me senti en medio de un calor que me llenaba; me buscaba, me seguia, me cantaba.
Me miré en unos ojos que buscaban, como Dios busca los buenos, en la misma portezuela donde suelen nacer las esperanzas, el regalo que el Señor habia enviado, que tenia en su sobre dos nombres que nadie sabe, y debia salir a buscarlos a esa hora.
Una voz del cielo me llamó no se a que hora, y me dijo que volviera al camino a toda prisa, que el cruce del pasado y del futuro, a una orilla del rio de los Felices, estaba la mejilla de mi suerte.
Me salí a la carrera rumbo al rio, a la cañada, al lago, al puerto, a las nubes, no sé,sali alocado ya sin rumbo y mis ojos buscaban en las noches y mis manos atinaban a buscar y de pronto una mejilla que no espera, se cruza en mi camino y la besé. Del cielo salieron mil ángeles cantores, del mr vinieron las sirenas y de tu corazón salió el amor.... ese amor que me das del alma entera, ese amor que me hace tan feliz y que promete quererme hasta el eterno cielo y sus estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario