22 nov. 2011

La Sal es de la Tierra

LA SAL SIEMPRE SE QUEDA, LA SAL ES DE LA TIERRA
El agua se evapora, se eleva, se transforma, se purifica y vuelve, asi como es mi amor con cada luna,- un cuarto, una media, una llena y un respiro de obscuridad en tu ausencia que no es vacio, abandono ni lejana multitud de sentimientos, es solo el poceso de la tierra que se cambia de camisa con cada amanecer. Yo lo se, la conoci en la tarde, al dia... siguiente de nacer, porque naci en noche de lluvia en que la luna se escondió, negándome asi sus rayos al nacer bajo la lluvia, sin luz, sin ver sin descansar. Sal no tuve, el sol la consumió el dia anterior al cambiarle los tejidos a los sueños para depositarlos en mi. Desde entonces vivo y muero entre la sal de la tierra, el suspiro de la sirena y la búsqueda de tus besos, la calidez de tu amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario