7 nov. 2011

Mis sol

Don Gilberto
Miro desde las tinieblas este sol que puja por elevarse sobre la obscuridad, yo soy tu Dios, yo trato de que cada amenecer floresca el rosal, resfresque los campos el rocio, canten alegres las avecillas y corran las aguas libres por las cascadas para que tu alma se embellezca más cada mañana y que el amor siga floreciendo; pero de poco me sirven las nieves que echo sobre la montaña si tú insistes en alimentar el fuego que se oculta taimado bajo la cresta del vocán? Despierta de una vez, no como explosión sino como quimera....

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario