25 dic. 2011

SINFONIA DE CONTRADICCIONES

SINFONIA DE CONTRADICCIONES. Según nos enseñaron Jesús fué muy pobre y solo anduvo entre los más desposeidos, por la propia naturaleza de su entorno. Estos dias que se originan en sus prédicas y que para muchos alrededor del planeta debian ser y son, dias de recogimiento y de meditación y estudio, son para los más solamente momentos de diversión y alegres procederes. Y no está mal que asi sea porq...ue si el Señor nos envió a su hijo para enseñarnos el arte de la bondad y el amor, bien está que nos haya dejado como premio la alegria, porque de no ser asi, no seria otra cosa que un régimen de pobreza y miseria, igual a los sistemas politicos modernos. Y hay un algo de contradicciones en todo esto. Por ejemplo ayer en la misa el Papa con mucha razón lamenta o critica el hecho de que estos dias se han convertido en una series de fiestas comercializadas, en el adornos de oropeles, de luches y colores muy ajenos a la humilde historia del Hijo de Dios. Pero heme aqui que estas palabras son pronunciadas desde el lujoso y bien decorado palacio, por un hombre cargado de oropeles, protegido por decenas de guardias, alejado de los pobres, de la multitud, del pueblo siendo el Vicario de Cristo. Se ama, se trata de educar, se aducen razones de seguridad para la vida del hombre en el ropaje y se predica la probreza de Jesús... Luego se critica a los que dudan, a los que no creen, a los que dudan....

Estos dias debian darnos a los cristianos un momento de realización de que la vida es algo más que comer y bailar; pero desdichadamente no es tarea simple para el que disfruta de la riqueza y la comodidad de todo y el poder sobre todos, convencer al misero hambriento que no alcanza el mendrugo de pan para sus hijos que lo bueno es ser pobre, carecer de todo y tener fe en las virtudes de la religión organizada. Es bueno tener y poder disfrutar de todo lo necesario para vivir y el lujo y el confort que le acompañan, y poder decir que la pobreza es la bendición.... Lo malo estriba en ser pobre, sin pan ni techo, ser tan pobre como Jesús y que le digan a uno desde el enjoyado templo que esa pobreza le hace a uno ganar el cielo. SI EL CIELO ES PARA LOS MUERTOS DE HAMBRE, ¿A dónde van los ricos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario