26 dic. 2011

Tu, el beso y la paloma

¿Qué importa un beso si se le da a la paloma? ¿Qué importa una caricia si se la damos borrachos, tarde en la noche, al poste de la luz? Puede que nada....o mucho.  A la paloma que herida cayó en el parque y fué rescatada de las garras del gavilán  por un atorrante adormilado el beso que no entiende es calor y vida.  Y al marino que borracho siente al salir de la cantina que se cierra en horas de la madrugada en el puerto lejano abandonado hasta de los dioses, el abrazar ese poste de hierro antiguo que sostiene la luz sobre la calle, el dolor dde las ausencias, tal vez ese beso al poste es el mensaje último de amor que de su vida salga, porque allá en el horizote lo espera la tormenta que ha de hundirle su barco.
Nada vale mucho... ni poco; todo es relativo.  Mientras yo busco en tus ojos mil respuestas sin preguntas unas ansias internas me dicen que te bese y yo no me atrevo.... tu me miras y te acercas y por toda mi hombria se me aflojan las piernas; no se si ya te conozco..... han pasado tantas lunas desde ayer que me parece infinito el tiempo de tres horas sin ti...Y pienso en la paloma herida, y en el poste de  hierro que una noche pensando en ti sin saber que existias besé....
No se si has llorado en tus sueños por aquel amor que no has tenido, por aquel beso que nunca conociste por miles que hayas besado;  no sé si mis piernas alcanzaran tu velo o si pisaré la tierra bendita donde caminas, pero lo que si se es que eres mia y tuyo soy. Que te soñé en mis noches frias sin conocerte, que te busque sin saber quien podias ser entre las olas y que de puerto a puerto medi las sombras para encontrarte a la luz de una luna que dijo sin rubores que te amara, que esperabas por mis besos sin saber que llegaria, y que eras la que Dios me destinó. Tú, solo tú. esa que Dios a mi destinó estás  en mi corazón....

No hay comentarios:

Publicar un comentario