10 dic. 2010

EL PRECIO DE LA PATRIA

EL PRECIO DE LA PATRIA

 

El precio de la Patria es demasiado y nadie lo puede pagar ni aún dando su vida. Porque el concepto Patria para mi es más, mucho más que el valo de una vida, un hombre, una siembra o un arado. Grande o chica la nación que llamamos Patria es el valor conjunto del ayer, del hoy y del mañana por los siglos por venir. Patria es cada gano de la tierra sobre la cual pisamos, es el agua de sus rios, lagos y algibes, es el aroma de cada flor que adorna en cabello de una doncella, es la leche que lactamos del pecho de la madre. Patria es usted, mi padre y el vecino de la esquina, negro, blanco, rrubio o rizado. Patria es cada ser humano que existe entre las laderas del surco, bajo las palmas y junto a tus brazos. Patria en fin es, el hijo que nace en nuestra tierra y el que viene ella se asiente y la ama, no importa raza, color ni lengua. Patria es amor, unión, cultura, historia, pan y hermandad.

Muchos discursos a lo largo de mis años he oido sobre la Patria y muchas cosas bellas se han dicho en esos momentos, pero pocos de los discursantes ha tenido un concepto total de lo que yo llamo Patria. Claro está muchas ideas y conceptos significan distintas cosas para cada cual. Por los últimos tiempos en que se ha cultivado el odio, el rencór, la miseria y la traición muchos que podian y debian saber mejor, han cargado sus sienes con derrotismos y complejos de victimas y al pensar en su pais, en los hombres que destruyen odian y matan dicen despreciar “la patria”. Desdichadamente han aprendido la mentira que les dice que los que le imponen su dictadura son la patria. Y ahi va la tierra, la fauna, la palma y el aire con que respiran. ¡Probrecillos!
Debe ser muy cruel sentirse huérfano. Sentir que no se tiene un padre que nos de calor, ni una madre que nos amamante es demasiado cruel para un hijo. La patria no lo es menos. Pero hay muchas diferencias, al menos, a mi modo de ver. Si el padre nos abandona se aleja entero hasta con sus zapatos. Pero si el usurpador nos niega el disfrutar de la tierra solo ha logrado alejarnos, pero la tierra nunca se nos ha negado. Nuetra madre puede decirnos, “Vete, no te quiero”. La Patria no. Pero son muchos ya los que confunden los términos y sus significados con la misera enseñanza que les ha impuesto el tirano.
A mi me han cerrado las puertas también…los hombres, que la Patria no. La Patria está en mi y me la llevo conmigo como a la novia a todas las partes que voy. Porque la Patria soy, la Patria eres tú que la amas, la patria es aquel que desde la distancia al verla pasar de ella se enamoró, la Patria es de todos y viven todos y nunca muere porque para morir ha desperar que una hecatombe nos destruya a todos…Pero ni aún asi.
No; ni aún asi, porque si un fenómeno de la anturaleza hundiera nuestra tierra bajo el mar, sobre la superficie de las olas alli levantadas flotarian las huellas del último suspiro de cada uno de nosotros. Y ni aún entonces ponerle precio jamás seria posible. Pero si es que insistiera quisiera el malvado en precio ponerle, tendria que vivir mil siglos para reunir todo el capital necesario todos los tesoros de los hombres para llegar con su oferta y ya para entonces el valor habria aumentado, porque planta, pez y animal habrian aprendido a leer…
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario